Cualidades que debe tener un corredor de propiedades

Los agentes inmobiliarios de éxito han conseguido ganarse la confianza de sus clientes a través de ciertas cualidades, unas las traen desde sus casas y las otras se pueden desarrollar a lo largo del tiempo. En este artículo te presentaremos las principales cualidades que debe poseer un agente inmobiliario para ser el mejor en el terreno, sobre todo, para que haga crecer su cartera de clientes y logre obtener un negocio rentable y perdurable en el tiempo.

1. Cuida tu imagen. Procura no realizar prácticas antiéticas, porque no solo dañarás tu prestigio sino el de los demás agentes.
2. Sé proactivo/a. Muévete de tu zona de confort, recuerda que no es solo tomar fotos de la propiedad, colocar un cartel, publicar en los portales inmobiliarios y sentarse a esperar; hay que salir a buscar a todos los potenciales compradores. Trata de estar lo más actualizado posible, esto hará que mantengas a tus clientes informados y actualizados.
3. Comunica de forma transparente y clara. Una de las quejas más significativas de las personas que han tenido experiencias amargas con agentes, es la falta de comunicación que estos le muestran. Asegúrate de dar todos los detalles, hasta esos que te parezcan insignificantes.
4. Escucha. La mayor parte de las veces es tu cliente el que debe comunicar, así que para de hablar y hazle preguntas; sácale toda la información posible y sé atento en todo lo que dice. Recuerda que estás para atender las necesidades y peticiones de ellos, no las tuyas.
5. No divulgar información confidencial. En este punto el agente debe mantener la confidencialidad con su cliente si este le solicita que hay cierta información que no quieren que divulgues.
6. Garantiza transparencia. Al momento de ser intermediario entre dos clientes debes mostrar seriedad, rectitud moral y ética para ser ecuánime y justo entre los dos.
7. Coopera con tus compañeros. Es cierto que en esta profesión hay competencia, pero no debes ser una persona egoísta con aquellos que te necesitan, porque quizá luego necesites de ellos. Respeta y abstente de comentarios inadecuados, menosprecio en público, y críticas sobre las prácticas de tus compañeros o competencia.
8. Actualiza la información. Estar informado sobre las normas legales, municipales, crediticias o tributarias es clave en este trabajo. Asesórate sobre todo lo que tenga relación con el mercado de negocios inmobiliarios con el fin de orientar y aconsejar a tus clientes.
9. Servicio competente. Asegúrate de entregar algo más allá de las expectativas del cliente; un servicio seguro, ágil, eficiente y de
calidad.
10. Contratos claros. Mostrar transparencia es fundamental para tu imagen como agente inmobiliario; así que, establece en forma esclarecida y por escrito los contratos; en donde el fin sea dar encargo de arriendo, venta, administración o búsqueda de algún inmueble. Estos contratos deben contener términos, especificando obligaciones y derechos; tanto como el establecimiento de condiciones, descripciones del inmueble, vigencia y honorarios correspondientes.
11. Información del inmueble exacta. No publiques o des información del inmueble que no corresponde, como publicar un precio menor al acordado, características o fotos alteradas; asegúrate que todo sea correcto y valido.
12. Ser positivo y mantener la motivación. Si hay algo estresante para tus clientes es esperar la venta o el arriendo de su inmueble, lo mismo para cuando quieren comprar o arrendar, así que mantén las expectativas positivas, dale motivación a cada instante para culminar todo de forma exitosa.
13. Adáptate a las necesidades. Los buenos agentes inmobiliarios
son conocidos por su buen ojo para conseguir lo que el cliente busca, para eso debes adaptarte a la situación, porque habrá personas que no tengan tiempo para reuniones personales, y tendrás que atenderlas a través de llamadas, correos electrónicos, mensajes o videollamadas.
14. Tiempo de venta, compra o arriendo. Tener conciencia del tiempo es esencial para el éxito de una buena relación agente/cliente. Acá también es importante la comunicación, por ello debes informarte sobre el tiempo que necesita tu cliente para efectuar el negocio, algunos necesitan que se haga rápido y tendrás que ajustarte a trabajar en un periodo limitado. Pero cuando hay tiempo extra, todo está en calma y tienes tiempo para hacer un trabajo más paciente y con mejores beneficios.
15. Sé honesto y responsable. El agente inmobiliario es un vendedor, pero esto no le da el derecho de ocultar información o mentir, y tampoco por querer salir del negocio le da el derecho de ser irresponsable, su deber es estar hasta la etapa final (firma del acta de entrega) del proceso de venta o arriendo de la propiedad.
16. Cuida lo que publica. Arriba te mencionamos sobre la información exacta, pero no solo esto importa. Una cualidad sustancial del buen agente inmobiliario es su profesionalidad, él debe cuidar las imágenes que sube, estas fotografías no deben tener familiares, patentes de autos, número de la propiedad, etc.
17. Sus referencias. Si has trabajado profesionalmente, tus clientes serán la mejor inversión que has dejado. Una de las cualidades más sobresalientes y con más peso de un buen agente inmobiliario es la opinión que tienen de ellos sus clientes, cuando buscan tus servicios puedes dejarles como referencias a las personas para las cuales trabajaste, esto le generará más confianza a la hora de elegir tus servicios.

Una cualidad es un rasgo que muestra una persona, puede ser de carácter natural o adquirida durante su educación en su infancia y adolescencia. Cuando te presentamos esta lista, no queremos darte a entender que un agente inmobiliario nace con estas actitudes, ni mucho menos que las aprende de un día para otro. Todo lo va ganando en un período de tiempo, en el que comete errores o acierta, en el que vive momentos difíciles o exitosos. El éxito viene acompañado de lecturas. Lee e investiga todo lo que puedas, para que seas siempre el mejor.

¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Completa el siguiente formulario: